viernes, 2 de noviembre de 2007

La Ciénaga, Para relajarse en medio de un bosque tropical

Con la montaña a un lado, entre el Parque San Esteban y el Henri Pittier, esta hermosa playa propicia el relax y nos invita a conocer las profundidades de un mar infinito

Enclavada en el corazón del Parque Nacional Henri Pittier, se encuentra este paradisíaco lugar al cual sólo se puede tener acceso por vía marítima. Hay dos formas de llegar, la primera y la más común es partiendo desde La Boca en Ocumare de la Costa, donde se hayan unos peñeros que lo llevarán a este lugar, o como lo hice yo hace algún tiempo, gracias a la posada Santa Margarita, la cual ofrece paseos hacia este lugar saliendo desde Puerto Cabello.

La verdad no podría confirmar con certeza si los paseos hacia este lugar los sigue ofreciendo dicha posada, pero los grupos de buceo de la ciudad toman como destino este lugar.

No mentiría si comparara este pequeño lugar con un verdadero paraíso, el agua es tranquila, hay pocas cabañas y lo mejor es que son ecológicas; es ideal para practicar buceo y snorkel, paseos de montaña, pesca, entre otras actividades de interés. Por su puesto que tendrá que disponer de dos días como mínimo para hacer todas estas actividades.

Para la familia es ideal porque el agua es tranquila y es como una piscina para los más pequeños, hay algunos puestos pintorescos de las costas aragüeñas donde se puede comer pescado fresco así como otras delicias del mar.

Por experiencia les digo que las olas de las costas aragüeñas son un poco inquietas, así que le recomiendo que se vaya bien tempranito y regrese a Ocumare a eso de las 3 de la tarde y es que hay un trayecto muy conocido por los lugareños, el cual se llama El paso de la Virgen, donde efectivamente hay una imagen de la Madre de Dios colocada en una roca, me imagino que para proteger a los viajeros, porque por estos lados el mar arrecia de tal forma que asusta sino se va en las horas recomendadas, pero el susto pasa rápido cuando se llega a tierra firme, sólo el paisaje de La Ciénaga logra confortarte.

En Ocumare de la Costa existen posadas que incluyen paseos a La Ciénaga como parte de sus actividades, así que si usted decide quedarse por estos predios le recomiendo preguntar antes. Si decide viajar por su cuenta entonces tome las previsiones antes descritas y no está demás que lleve algún tipo de refrigerio por si a acaso no encuentra algunos de los restaurantes abiertos y recuerda disfrutar de la playa y cuidar este destino practicando la prudencia la no enviar desperdicios al mar o la arena.

Sígueme la pista:

Eco-Lodge, www.ecovenezuela.com

La posada de maría Luisa, www.posadademarialuisa.com

Emy Tuy, www.venaventours.com/emytuy

Para información, sugerencias y nuevos destinos, escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com

La Sierra Falconiana , Frescura y verdor que sorprende


Quienes nunca han visitado la Sierra de San Luís no se imaginan la frescura y el verdor que caracteriza esta zona. Es un verdadero contraste con el paisaje árido que nos ofrecen Coro o Punto Fijo, y es que por estos lados se observan pueblitos de montaña, así como vistosas posadas ubicadas en el medio del bosque.

Para llegar a estos predios, le recomiendo que salga de Coro y agarrare la carretera de las Curimagua para a San Luis de Curimagua, capital del Municipio Autónomo Bolívar. Cuando llegue al pueblo le recomiendo que haga una excursión hacia el Salto Piedra de Agua, es un sitio que vale la pena admirar porque la naturaleza permanece virgen y el agua que cae por las piedras es muy fresca.

Si siguen la ruta la carretera lo conducirá a Caburey, al pasar este poblado usted se encontrará con Santa Cruz de Bucaral, otra aldea donde quedan las ya conocidas Cataratas de Hueque, así como las Cuevas de Acarite.

Datos de interés para viajeros curiosos

El Parque Nacional Sierra de San Luís fue decretado el 6 de mayo de 1987 y cuenta con 20.000 hectáreas de terreno. El Cerro Galicia es el punto más alto con 1.599 m sobre el nivel del mar. Predomina el paisaje montañoso y húmedo, y es esto lo que garantiza el suministro de agua para los centros poblados de la Península de Paraguaná, Coro, Cumarebo y La Vela.

Por si fuera poco dentro del parque se encuentra el mayor lago subterráneo de Venezuela, específicamente en la Cueva del Río Acarite. Cuando visiten esta zona recuerden pasearse por el camino de los españoles, así como las Cuevas de Hueque.

Otro Parque en la Sierra

Así es, en al Sierra Falconiana también encontramos otro Parque Nacional y éste lleva por nombre Cueva de la Quebrada del Toro. Fue decretado el 21 de mayo de 1969 y se extiende sobre 4.885 hectáreas de terreno, su paisaje es boscoso y de farallones.

Además de la diversidad de plantas silvestres también se pueden escuchar a los monos araguatos, el pájaro campana y la paloma turca. Por estos predios se hayan los afluentes del río Tocuyo y que luego drenan a la cuenca del Mar Caribe. Un sitio de interés es el sendero de interpretación de la Cueva del Toro.

Igualmente existen otras rutas que resultan fascinantes debido a la historia que guardan sus caminos, entre ellas encontramos Guarataro-San Isabel, y la del Trigrito-Guarataro, el Puente de Piedra o la cima de Elda. Como ustedes se pudieron dar cuenta por acá abundan las grutas, así que es imperdible visitar las cuevas Catalina, La Bonita y La Guerrillera.

Si usted ya conoce la ruta turística de Coro y quiere recorrer nuevos destinos no se olvide entonces de visitar la Sierra Falconiana, un lugar para descubrir y explorar.

Sígueme la pista:

Para tramitar los permisos en los Parques Nacionales

Superintendecia del Parque Nacional Sierra de San Luis (0268) 27.78.52

Superintendencia del Parque Nacional Quebrada del Toro (0268) 999.61.82

Para dormir

Casa de Campo: www.casadecampo.com

Campamento llano Largo: www.llanolargo.com

Posada Bosquetito: www.bosquetito.com

Club Campestre Camino Viejo: www.caminoviejo.com

Para información, sugerencias y nuevos destinos, escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com

Los encantos de Anzoátegui

Cuando se viaja a Puerto la Cruz, uno piensa primero en rumba y playa, pero la verdad es que esta ciudad así como Barcelona, la capital del estado Anzoátegui, nos ofrecen verdaderos paseos turísticos que combinan la historia con la calidez de sus riberas y por supuesto la alegría de sus habitantes.

Empecemos este recorrido por Barcelona, una capital colmada de historia, por eso La Casa Fuerte, considerada Monumento Histórico Nacional, es una visita imperdible para aquellos que se consideran apasionados por las antigüedades. Este símbolo histórico se convirtió en Fuerte para defender a la ciudad de los ataques realistas, luego de varios acontecimientos la casa fue destruida y hasta hoy sus paredes son testigos de los vestigios del pasado.

Por los lados de la plaza Boyacá ustedes se encontrarán con la iglesia de San Cristóbal o catedral de Barcelona; y por supuesto el Museo de Barcelona, también podrán toparse con las ruinas de la iglesia de San Felipe Neri. En fin, esta metrópolis está muy ligada al pasado histórico y religioso de nuestros ancestros.

Las bellezas de Puerto la Cruz

Después de hacer un recorrido entre las calles coloniales de Barcelona, nos trasladamos a Puerto la Cruz, diría que esta es una ciudad un tanto snob, sobre todo hacia los lados de El Morro, donde la gente va a los centros comerciales, compra, se cita en los cafés y como cual carro que se encuentra parado en el estacionamiento de la casa, los habitantes de esta zona tienen sus lanchas y hasta yates privados, donde arman sus rumbas o salen de paseo para practicar ski y demás deportes acuáticos.

Entre las playas que cuentan con mayor atractivo turístico están Isla de Plata, Conoma y Arapito, ellas ofrecen seductores paisajes, ya que se encuentran en la entrada del Parque Nacional Mochima. Aunque también existen otras que se hallan un poco escondidas de la muchedumbre, porque su acceso es únicamente por vía marítima. Por ejemplo, a Las Islas Chimanas se le llega por Valle Seco, un pueblito que se encuentra casi llegando a Cumaná, allí se puede tomar un peñero que conducirá al viajero hasta la Cueva de la Virgen, donde se hallan otras formaciones rocosas talladas por el mar.

También puede bañarse en el Fro o en Chimana II y en La Torre de Chimana, por acá todo es tranquilo así como el mar oriental que nos ofrece olas serenas, pero recuerde que si va andar por estos predios es importante que vaya bien equipado con una cava que contenga bebidas y buena comida porque los lugares para comer son escasos y los precios un poco altos, pero el paisaje lo compensa todo.

Sígueme la pista

Para dormir: Campamento ecoturístico Leche y miel

www.infopuertolacruz.com/lecheymiel

La ventana de real y medio

En el sector El Chaparro de Guanta, vía los Altos de Sucre, a 20 minutos de Puerto la Cruz

Échame tu cuento: si tienes algún comentario o sabes de algún rinconcito en Venezuela que merece ser descubierto escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com

Santo Domingo, Entre sus calles colmadas de pasado

“En República Dominica es verano todo el año”, así reza un slogan que se ha hecho muy popular para atraer cada vez más a nuevos turistas hambrientos de sol y playa; y es que este hermoso país transformó el turismo como su principal fuente de ingresos. La UNESCO contribuyó con ese potencial, al declarar a Santo Domingo como “patrimonio cultural para la humanidad”, mientras que sus playas fueron decretadas como “paraísos naturales”, no es para menos, pues éstas guardan un encanto que atrae a miles de turistas. Desde que el viajero pisa tierras dominicanas es partícipe de una interesante mezcla de colores y ritmos caribeños que no se despegarán de él hasta que tome el avión de regreso.


Santo Domingo, la capital de República Dominicana posee un interesante corredor colonial y esto convierte a esta metrópolis en una ciudad encantadora que combina la coquetería del mundo moderno con el carisma del viejo mundo. Las calles adoquinadas, sus robustas fachadas de piedra y sus pequeños cafés y bares a la orilla del río, evocan la época cuando los primeros colonos se instalaron en esta parte del mundo. Un dato bien interesante es que de noche la Calle de la Atarazana y las plazas ubicadas alrededor toman vida como el sitio de encuentro de dominicanos y visitantes.


Desde esa misma calle se observan las brillantes luces del monumental Faro a Colón ubicado al otro lado del Río Ozama. Este interesante mausoleo aloja los restos mortales de Cristóbal Colón, por las noches, las luces láser del monumento proyectan una gigantesca cruz en el cielo nocturno.


Santo Domingo es el sitio ideal para los viajeros que buscan disfrutar de lo contemporáneo y de lo antiguo. Hay una serie de datos bien curiosos y es que esta es una ciudad de primicias, ya que la primera catedral del Nuevo Mundo fue construida aquí, así como el primer fuerte, monasterio, hospital, universidad, calle y palacio.


Para los que quieren hospedarse con estilo, les cuento que en la avenida George Washington, se encuentran los hoteles que poseen mayor encanto. Lo más importante es que por esta zona hay para todos los gustos porque ofrecen hospedajes de lujo así como alojamientos standard o de turista.


Para los que prefieren rutas históricas

Santo Domingo también ofrece una interesante ruta de museos que resaltan la evolución de la vida dominicana, así que entre las exhibiciones más importantes encontramos el Museo del Hombre Dominicano, Museo de Arte Moderno, Museo Nacional de Historia y Geografía, y el Museo Nacional de Historia Natural, todos ellos se encuentran en la Plaza de la Cultura, un gran parque donde convergen estas atracciones.


De día, esta ciudad también ofrece diversos espacios dedicados al turismo como el Acuario Nacional, el Jardín Botánico, el Zoológico Nacional y Los Tres Ojos, una impresionante cueva de 15 metros de profundidad con tres grandes lagunas rodeadas de estalagmitas y una nutrida vegetación.


Y para los que quieren disfrutar de la bachata, el merengue o simplemente degustar de la gastronomía local acompañada de la mamajuana (una bebida nacional muy parecida al ron), la ruta entonces es la Ciudad Colonial, específicamente en el área La Atarazana, la cual está constituida por una serie de edificios del siglo XXVI que han sido restaurados y que ahora funcionan como bares y restaurantes, entre los más conocidos se encuentran Pata de Palo y La Fonda de La Atarazana. Así que al visitar República Dominicana olvídese del estrés y entréguese a las bondades que nos ofrece este hermoso país.


Échame tu cuento: si tienes algún comentario o sabes de algún rinconcito en Venezuela o el mundo que merece ser descubierto, escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com

Yaracuy esplendorosa



¿Qué hago este fin de semana?, esta es la pregunta que muchas veces nos hacemos cuado nos encontramos absortos en el aburrimiento, pues bien, no muy lejos de Valencia existe un lugar que se conoce por el misticismo que inspira María Lionza, se trata del Estado Yaracuy.

Además de la hechicería que practican en la montaña de Sorte, este territorio ofrece otras bondades que bien pueden ser aprovechadas por el turismo. Usted puede hacer un recorrido de unos dos días y así disfrutar de la naturaleza que nos ofrece este estado.

Con un poco de historias

Para los que gustan escuchar y palpar la historia, entonces puede iniciar su ruta por el Parque Histórico Arqueológico San Felipe el Fuerte, ubicado en el centro de la capital, aquí quedan algunos vestigios de lo que fue la primera ciudad de esta región. Existen registradas en la historia y en la memoria de los pobladores un sin fin de sucesos que ocurrieron en este lugar, ya que en su época sufrió algunos saqueos, fue víctima del vandalismo y del terremoto de 1812, esto nos da a entender del porqué el nombre “Fuerte”.

Deleite visual

El Parque de la Exótica Flora Tropical, Misión de Nuestra Señora del Carmen, se ha convertido ahora en el punto de referencia de los viajeros que deciden pasearse por estos predios. No es para menos, pues cuenta con una caminería de aproximadamente 4,5 kilómetros que guarda incontables especies de plantas, árboles y flores, que pueden ser apreciadas de distintas maneras dependiendo de la hora que se visite el lugar

El paseo se puede hacerse en familia o en pareja, en carruaje, en carrito eléctrico o caminando, la verdad es que es un deleite para la vista porque se aprecia un arco iris de colores que varían de acuerdo a la iluminación del sol. Por acá también encontrará comida rica, ya que existen dos restaurantes, El Monje que ofrece comida internacional y El Trapiche que es al aire libre y su especialidad son las parrillas. Recuerden que este parque está ubicado vía la Marroquina en el sector San José de San Felipe.

Para quedarse

Este estado parece haberse enseriado con el turismo y a diferencia de años anteriores ahora podemos encontrar novedosas ofertas en sitios para dormir. Uno de ellos es la ya conocida Posada Granja Momentos, acá se esmeran por atender a los huéspedes y comensales, ya que cuenta con un restaurante que sirve platillos exquisitos. Además posee una piscina y las habitaciones están decoradas con ese estilo campechano que las hacen acogedoras.

Otra es la Posada la Cocorota, la cual está rodeada del verdor de las montañas yaracuyanas. Lo bueno de este lugar es que sí caminan media hora río arriba pueden encontrarse con la cascada Las Marías, caracterizada porque su arena es de arcilla y nosotras las mujeres no las echamos en la piel para exfoliar y sacarnos esas células muertas que después se convierten en arrugas.

También, en La Misión de Nuestra Señora del Carmen podemos hospedarnos tranquilamente, lo bueno es que tenemos cerquita dos restaurantes y por su puesto un inmenso jardín de flores exóticas.

La aventura no termina aquí recuerden que Yaracuy también cuenta con otros atractivos como el Embalse la Cumaripa, el Parque nacional de Tirgua, Las Minas de Aroa, Guama y Chivacoa que esperan ser explorados por más viajeros.

Sígueme la pista

Parque San Felipe el Fuerte: Avenida 2 con Avenida Caracas, abierto de martes a domingo en horario corrido hasta las 5:30 de la tarde

Parque de la Exótica Flora Tropical:

http://www.tropicalpark.com.ve/elparque.htm, abierto en horario corrido hasta las 6:30 de la tarde

Posada Granja Momentos: Está ubicada en la urbanización La Montaña Sector Cascabel Norte, San Felipe www.momentos.com.ve

Posada la Cocorota: Situada adyacente al parque Nacional Yurubí, posadalacocorota@hotmail.com

Échame tu cuento: si tienes algún comentario o sabes de algún rinconcito en Venezuela que merece ser descubierto escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com

Turismo a la llanera



Dicen que Apure es uno de los lugares más alegóricos de los llanos venezolanos, porque es el de mayor potencial turístico, y es que su sabana tropical, así como los caudalosos ríos y las tradiciones llaneras, hacen de este territorio el destino predilecto para quienes gustan practicar el turismo ecológico.

Pero además, San Fernando de Apure exhibe una vasta colección de sitios históricos, como el Palacio Barbarito, ubicado frente a la Plaza Camejo, el cual funcionó en un principio como residencia y factoría; fue construido por inmigrantes italianos y a principios del siglo XX se convirtió en centro de exportación entre Europa y Estados Unidos. Hoy funciona como museo.

Alrededores llenos de historia

Así como en invierno los llanos rebozan de verdor y frescura, pues estos predios también están inundados de historia, y no es para menos, ya que estás tierras fueron testigos de contadas luchas y batallas. Así que para aquellos que gozan de escuchar anécdotas, cuentos o hasta leyendas en el mismo lugar donde se gestaron estos acontecimientos, aquí les doy algunas recomendaciones.

Primero nos vamos al sector Mucuritas, donde encontraremos el Campo de Batallas El Yagual, donde se erige un obelisco conmemorativo, conocido como El Brazo de Páez, en este lugar fue donde el Teniente José Antonio Páez venció al Coronel realista Francisco López. Las Quesaderas del Medio, se ubica en el sector Guasimal, y fue allí donde una vez más José Antonio Páez acompañado de 150 hombres derrotó y puso en fuga al ejército de Pablo Morillo.

Y en el Hato Cañafístola, ubicado en San Rafael de Atamaica específicamente el 30 de enero de 1818, fue donde por primera vez el Libertador Simón Bolívar se entrevistó con el General José Antonio Páez y allí hicieron un juramento por la libertad de la nación. Estos datos se los doy para que estos sitios no pasen desapercibidos ante sus ojos.

Eco turismo en los llanos

En Apure es muy común alojarse en hatos y haciendas, que además de ofrecer el servicio de posada y comida, también brindan paseos a caballo, observación de aves y hasta pueden involucrar al turista en los quehaceres que debe cumplir un verdadero llanero.

El primero que les recomiendo es el Hato la Fe de Corozopando. Se sitúa entre Calabozo y San Fernando. En épocas de lluvia pueden tener la oportunidad de pasearse por los esteros de Camaguán, así como por los ríos de Apure y Portuguesa, esto le dará la oportunidad de observar las garzas, los monos y hasta los tan temidos caimanes.

Saliendo de Elorza, se halla el Campamento turístico Doña Bárbara, una vieja casona que data de 1954. Aquí tienen oportunidad de observar la fauna y la flora del lugar, hasta unos médanos que surgen en pleno llano. La dueña del lugar era Francisca Vásquez Carrillo, de quien se ha tejido un sin fin de cuentos y leyendas. Cuentan los lugareños que una noche esta señora salió del hato con todo su dinero y jamás apareció. Fue este personaje el que inspiró al escritor Rómulo Gallegos para su emblemática obra “Doña Bárbara”.

Con una posada que cuenta con 25 habitaciones aproximadamente, y ubicado en los llanos bajos de Venezuela, se abre paso el Hato el Cedral, el cual combina la actividad ganadera con el ecoturismo. Además tiene una piscina y hasta un dique para garantizar el flujo hidrológico los 365 días del año.

Al oeste de San Fernando de Apure, se encuentra Hato El Frío, el cual guarda un sin fin de especies criollas como chigüires, las babas, garzas, cigüeñas, el caimán del Orinoco, la nutria gigante, jaguares, pumas y los delfines de agua dulce. Aquí encuentran servicios de alojamiento y por supuesto también pueden hacer ecoturismo.





Sígueme la pista

Hato la Fe de Corozopando: (0247)5146263
Campamento Doña Bárbara: (0247) 341.34.64 – 364.53.31

Hato el Cedral: www.elcedral.com

Hato el Ffrío: www.elfrioeb.com

Échame tu cuento: si tienes algún comentario o sabes de algún rinconcito en Venezuela que merece ser descubierto escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com

Entre las playas y el pasado de Choroní

No cabe duda que para llegar a Choroní, hay que hacer una travesía sin igual. Ciertamente, lo recomendable es andar con sumo cuidado cuando se atraviesa la carretera que conduce hacia las costas aragüeñas, porque es angosta y hay mucha humedad. El viaje bien vale la pena porque se cruza el Parque Henri Pittier y esto le brinda al paisaje un hermoso contraste entre selva y playa.

Un bosque nublado abundante en vegetación nos acompaña durante todo el trayecto, esta característica permite que los viajeros disfruten de la otra cara de Choroní, y es que por estos predios se pueden hacer excursiones que incluyen caminatas, baños en pozos, así como visitas a haciendas y trapiches, para luego terminar en Puerto Colombia, el cual queda a solo 10 minutos del pueblo de Choroní.

Lo más usual es que los turistas disfruten de la playa y hasta armen sus rumbas. El pueblo de Choroní es lo más encantador del paseo, porque los lugareños se han esmerado en cuidar a esta pintoresca aldea, que aún conserva sus casas coloniales de techos rojos y amplios ventanales que datan de 1616 cuando fue fundada.

Al pasar por acá es imperdible visitar la Plaza Bolívar donde encontramos la iglesia Santa Clara de Asís, y muy cerca hallarán la casa de la Madre María de San José, la cual fue rescatada por la congregación a la cual perteneció esta beata.




Diez minutos más adelante se encontrarán en Puerto Colombia, otro poblado que queda muy cerca de Playa Grande y el Puerto, donde se accede a otros parajes como Chuao y Cepe. No hay duda de que estas costas nos ofrecen una playa con un oleaje intranquilo, por eso cuando decidan cruzar la costa hacia estos poblados, tenga en cuenta que las olas son un poco inquietas, así que lo recomendable es tomar una lancha o peñero a primera hora de la mañana o al final de la tarde cuando el mar está un poco más tranquilo.

Chuao, por ejemplo, es solitaria y a un lado de la playa se encuentra el río ideal para sacarse el agua de mar. Es muy conocido porque en su época se produjo el mejor cacao de Venezuela. Aún podemos hallar las antiguas haciendas con amplios patios donde se secaba el cacao, en la actualidad los pobladores siguen haciendo este proceso de manera artesanal. Es un pueblo para visitarlo y disfrutar de un día tranquilo. A Cepe, mientras tanto, se llega una hora después, su playa también es solitaria, los pobladores viven de la pesca y del cultivo, por acá también encontrarán sosiego mientras disfrutan de un mar sereno y de un atardecer con innumerables matices que sólo nuestros paisajes venezolanos nos pueden brindar.


Sígueme la pista: para quedarse entre la costa y la selva

Hotel Hacienda el Portete www.elportete.com

Posada la Bokaina www.labokaina.com

Posada Pittier www.posadpittier.com

Posada Tom Carel www.posadatomcarel.com


Échame tu cuento: si tienes algún comentario o sabes de algún rinconcito en Venezuela que merece ser descubierto, escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com


miércoles, 11 de julio de 2007

Glaciares milenarios en la Laguna de San Rafael




Para los viajeros que desean experimentar un contacto más íntimo con la gélida naturaleza que ofrecen los glaciares del polo sur, existe un lugar que cuenta con una extensa superficie en 1.742.000 hectáreas. Su importancia es tal que la UNESCO, lo declaró como Reserva mundial de la biosfera. Estamos hablando de la Laguna de San Rafael, ubicada a 600 km al sur de Puerto Montt, en el extremo sur del canal Moraleda, a los pies del Campo de Hielo Norte y en ella desemboca el gigantesco Glaciar San Rafael, cuyos hielos tienen más de 300 mil años y se originan en el Monte San Valentín, de la Cordillera de Los Andes.

En la Laguna San Rafael se mezclan las aguas del mar con las provenientes de deshielos y de la lluvia, por lo que son ricas en nutrientes orgánicos, por eso se observa la relativa escasez de peces, sin embargo se puede conseguir el róbalo, el cual resiste las bajísimas temperaturas de este lugar.


El recorrido

Llegar a este lugar no parece tan sencillo, pero no deja de ser emocionante. Diariamente hay vuelos desde Santiago de Chile hacia Balmaceda, desde allí el traslado terrestre es de 55 km por camino pavimentado, es decir aproximadamente 45 minutos de recorrido hasta Coyhaique, capital regional. Luego el recorrido continúa por la Carretera Austral hacia el norte, en un trayecto de 210 km, hasta el embarcadero Río Unión, del cual solamente la mitad es camino pavimentado. El último tramo se realiza en lanchas para cruzar el Seno Ventisquero hasta llegar al hotel Puyuhuapi Lodge & Spa.

Luego viene lo interesante, ya que la travesía comienza muy temprano por la mañana, cuando en el embarcadero del Lodge se aborda el Patagonia Express, para navegar por aguas transparentes durante 7 horas. Los sentidos se agudizan entre canales patagónicos e islas de diferentes tamaños, ya que se observa la majestuosa Cordillera de los Andes cubierta por frondosos bosques, cascadas de agua, y en algunas oportunidades es posible encontrarse con toninas y delfines.

La aventura se acerca más a la emoción cuando se está a bordo de botes zodiac, de esta manera se disfruta la increíble experiencia de navegar cerca de los témpanos de hielo que flotan por todo el recorrido y hay algunos que hasta se regocijan cuando deciden probar un buen whisky servido con hielos milenarios recién extraídos de la Laguna San Rafael.

Dicen que acercarse al glaciar es una tarea difícil, porque se requiere sortear una infinidad de témpanos que ocultan su inmenso tamaño bajo el agua. Cuando se desprende un trozo de hielo del glaciar se produce un ruido estremecedor, convirtiéndose el paseo en un espectáculo impresionante, ya que surgen gigantescos bloques de hielo –hasta pueden alcanzar el tamaño de un edificio- provenientes de la base del glaciar.


La laguna y sus alrededores

A sólo 10 kilómetros al sur de la Laguna de San Rafael y en un lugar prácticamente inaccesible por tierra, se ubica el Glaciar de San Quintín. Este lugar se ha convertido en un reto para los viajeros porque es uno de los más desconocidos e inexplorados. Este monumento natural se extiende por más de 50 kilómetros y culmina en el Golfo de Penas, es emblemático porque muestra como debió ser San Rafael antes de que la civilización la descubriera.

Un tercer glaciar es el Gualas, que también llegaba al mar, formando una gran laguna cuyos márgenes fueron borrados por la fuerza oceánica. Hoy sólo quedan algunos vestigios de su existencia.

Para los que buscan más diversión y adrenalina les cuento que en la zona también pueden encontrar operadoras turísticas que ofrecen actividades como trekking, kayak, observación de flora y fauna, fotografía y montañismo. Así que visitar la Laguna de San Rafael además de ser una experiencia helada, también es una excelente oportunidad para entrar en contacto con los paisajes milenarios de nuestro planeta, así que el viaje debe ser imperdible.


Agradecimientos: En esta oportunidad queremos agradecer a nuestra amiga María Paz, quien desde Chile, nos echó su cuento y nos recomendó este emblemático lugar.

Sígueme la pista: a continuación ofrecemos la dirección web de algunas operadoras turísticas donde puede encontrar más información sobre alojamientos y traslados al parque.


http://www.patagoniagreen.cl

http://www.visitchile.com

http://www.comapa.com


Échame tu cuento: si tienes algún comentario o sabes de algún rinconcito en Venezuela o del mundo que merece ser descubierto escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com

Coro y la Vela tan emblemáticas como siempre




Es inevitable pasar por Falcón y no llegarse a Coro para recorrer sus calles empedradas y sus casas coloniales que guardan entre sus paredes parte de la historia de nuestro país. En el viejo casco colonial de Santa Ana de Coro, se pueden apreciar todavía esas antiguas moradas con sus techos rojos y sus paredes de barro, esas que se construyeron luego de que en 1527 Juan de Ampíes fundara esta ciudad.

Esta cualidad le valió a Santa Ana de Coro el título de Patrimonio cultural de la humanidad, otorgado por la UNESCO; de esto ya han pasado casi 15 años y con tan poco tiempo, hoy estamos a punto de perder ese título porque la reconstrucción de sus casas y de las viejas calles no se ha hecho con la pertinencia correspondiente.

Con esto no queremos espantar al turista venezolano, al contrario hoy es cuando debemos pasearnos por sus calles para conocer un poco más de su historia, de esta manera estaremos defendiendo nuestro patrimonio, un legado que también quedará en la memoria de nuestro nietos.

Así que disfrute de este paseo junto a su familia y lo invito a conocer sitios de interés como el Museo Diocesano, la Casa de las Ventanas de Hierros, el Museo de Arte Coro, el Museo de Arte Contemporáneo o el Museo Balcón de los Arcaya. Cuando haga esto, recuerde siempre preguntar a los guías o anfitriones sobre cualquier curiosidad que encuentre en cada morada, galería o sitio de interés; y es que aprender también es parte importante del turismo.

No se olvide de visitar la Catedral de Coro, ésta hermosa obra arquitectónica que data del siglo XVI aún se mantiene en pié y es casi un pecado dejar de visitarla porque fue la primera catedral que se construyó en el país, por lo tanto, allí se asentó la primera diócesis de Venezuela. Como todo templo venezolano, este se encuentra frente a la Plaza Bolívar de la ciudad, así que no hay pérdida para el turista.

La Vela de Coro también guarda historia

Junto con Santa Ana de Coro, La Vela también fue decretada por la UNESCO como Patrimonio cultural de la humanidad en el año 1993. Así que es un lugar memorable que no hay que dejar de visitar. A tan sólo 12 kilómetros de la ciudad de Coro, encontramos este poblado que fue fundado el 23 de enero de 1528.

Su importancia histórica es más que suficiente para escudriñar cada pedacito de esta tierra. Sólo imagínense a Francisco de Miranda cuando llegó el 3 agosto de 1806 para izar por primera vez nuestra bandera nacional, la misma que había diseñado durante su viaje a Philadelphia. Hoy se puede visitar la Plaza Miranda donde se le rinde honor a este importante hecho histórico.

Tampoco se olvide del Museo Maritimo y la Plaza Antillana, por cierto en está última se encuentra una estatua de una mujer holandesa, la cual recuerda los lazos estrechos que siempre han existido entre La Vela y las Antillas Neerlandesas.

Tampoco debemos olvidarnos de la famosa Fiesta de los Locos, una tradicional celebración que se lleva a cabo todos los 28 de diciembre en el marco de los Santos Inocentes. Resulta muy colorida porque los participantes se visten de trajes multicolores, a quienes se les llaman Locanías. La festividad comienza un día antes cuando “La mojiganga” montada en un burro, se pasea por las calles del pueblo anunciando la venida de los Locos. Al siguiente día cuando se escucha el primer cohete una figura mal vestida conocida como “El correo”, toca la puerta de cada casa para que la gente salga de sus moradas y al segundo cohete los dueños de comercios cierran sus establecimientos porque “Las locainas” vienen a alborotar el pueblo. Al tercer cohete los Locos invaden las calles con sus trajes coloridos y máscaras pintadas, con esto tratan de aterrorizar a los chiquillos, sin embargo en la actualidad los trajes son más pomposos y estos singulares personajes se lucen con comparsas de baile.

Definitivamente estas tierras guardan historia, tradición y cultura, así que como venezolanos, viajeros y turistas no podemos permitir que esos valores se desvanezcan con el pasar del tiempo; si esto ocurre, entonces el día de mañana no tendremos nada que contarle a nuestras futuras generaciones.

Échame tu cuento: si tienes algún comentario o sabes de algún rinconcito en Venezuela que merece ser descubierto, escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com

Turismo Ecológico con estilo





Con el tema del calentamiento global se habla cada vez más acerca de la conservación del medio ambiente y el turismo se encamina hacia ese propósito, es así como han surgido los términos eco-challange y ahora los eco-resorts, y Latinoamérica es uno de los primeros precursores en adoptar este último en sus actividades turísticas.

Los eco-resort, pretenden ofrecerle comodidad a sus huéspedes pero sin perder de vista el sentido ecológico. Entre sus principios se encuentran el reciclaje de desechos, la utilización de energía alternativa, así como el empleo de talento local, incluso hay algunos que prescinden de los envases de plástico, latas y botellas, mientras que los productos utilizados en la cocina son orgánicos y frescos lo que garantiza una mejor calidad en el menú.

Igualmente la arquitectura de estos sitios turísticos está realizada con materiales de construcción netamente ecológicos y con un sentido tradicional, su diseño se conjuga con la naturaleza y los paisajes del lugar.

Es importante acotar que los eco-resort, no se alejan de la comodidad y el lujo, inclusive existen algunos que se hallan enclavados en plena selva, playa o montaña, con la finalidad de ofrecer a los viajeros excursiones ecologicas, así como tratamientos terapéuticos que alivian los malestares originados por el estrés.

Ecoturismo con sabor carioca

Brasil por ejemplo, se ha convertido en la meca de los alojamientos ecológicos, y es que los eco-resort de este país le dan mucha importancia a los paisajes naturales y al contacto con la naturaleza. Uno de estos sitios es Arraial D’Ajuda Eco Resort cerca de Porto Seguro el cual cuenta con una ubicación privilegiada entre el río Buranhem y el mar.

También se puede aprender del cultivo del cacao, como ocurre al sur de Bahía, donde hallamos la hacienda Itacaré que se dedicada a la producción de este delicioso fruto que le da vida al chocolate. Este exótico hotel se sitúa en un área de protección ambiental y lo más importante es que se localiza en un sitio tranquilo, y decorado con el estilo de las “fazendas” brasileras. Este alojamiento ofrece a los turistas una piscina de agua dulce proveniente de los riachuelos que circundan la región, así como cabalgatas o tours ecológicos que se pueden realizar por esos predios.

Otra hacienda brasilera ubicada al lado del mar es Patachocas Eco Resort, que se ubica en el Morro de San Pablo, es un lugar privilegiado porque cuenta con una inmensa playa de arena blanca y aguas azules. El hotel cuenta con 52 cabañas realizadas con materiales naturales del lugar. Además tienen piscina con cascada y la posibilidad de practicar deportes náuticos, realizar paseos a caballo o visitar las islas vecinas en bote.

Mientras tanto, en la isla de Florianópolis encontramos el resort Costão do Santinho. Enclavado en una playa semiprivada, este sitio turístico se localiza en medio de un entorno natural que incluye increíbles sendas ecológicas por una de las áreas más salvajes de la isla. Durante el paseo se pueden ver pinturas rupestres y esculturas realizadas por los antiguos habitantes de la región.

Sígueme la pista:

http://www.tempodeaventura.com.br/es/resorts-itacare.php
http://www.patachocas.com
, http://www.costao.com

miércoles, 30 de mayo de 2007

Rutas fantasmas






Lo rico de viajar por Venezuela es que cada lugar que visitamos siempre está colmado de innumerables leyendas que forman parte de nuestra herencia cultural, en otros países parecen sacarle mayor provecho a los mitos, tanto así que perseguir a un espíritu se ha convertido en una actividad turística.

Por ejemplo, en Edimburgo-Escocia, el turismo fantasmal está muy bien planificado, basta con hacer un recorrido por la Villa Real de Edimburgo, y llegarse al callejón Mary King para corroborar las leyendas urbanas de esta localidad. Esta calle subterránea se encuentra abierta al público y comienza en el Palacio de Holyroodhouse y termina en el castillo de Glamis; este último es muy famoso ya que se dice que fue testigo de la quema de muchas mujeres que eran consideradas brujas por practicar hechicería y magia. También se cree ver el espectro del secretario de la Reina María de Escocia caminando por los pasillos del palacio.


Este callejón se ha hecho muy conocido, ya que en el año 1.645 hubo una plaga que exterminó a los habitantes de esta calle, por lo que la municipalidad decidió cerrarla, cinco años más tarde un número reducido de familias decidió volver habitar la antigua calle, la leyenda cuenta que una noche Thomas Colotheart y su esposa contestaron el llamado a su puerta, se dice que al abrirla vieron una mano flotando, invadidos por el terror la familia decidió abandonar el lugar y desde entonces son muchos los cuentos de aparecidos que dicen habitar el lugar.


Por estos predios se organizan caminatas que reciben el nombre de Lyal, en realidad los guías organizan un espectáculo teatral, pero sin duda alguna bien vale la pena visitar los castillos Glamis y Cartees, así como el teatro Su Majestad, de seguro los viajeros y amantes del terror se sentirán emocionados por las historias fantasmales, incluso existe un hotel llamado Pittodrie, donde las almas también penan mientras los huéspedes duermen.


Y en Norte América los fantasmas se hospedan en hoteles

En Estados Unidos también podremos encontrar hoteles que se especializan en ofrecerle una formidable estadía acompañada de conocidos espíritus, como el Hotel Maison de Ville, ubicado en Nueva Orleáns, donde se dice que en la cabaña número 4 habita el espectro de un soldado que es amante de la música country.


En Washintong DC, está el hotel Hay-Adams, por allí ronda el alma de Clover Adams, la esposa de Henry Adams, el dueño original de esta moradas. La señora Adams, se suicidó en 1.885 en el cuarto piso del hotel, por eso las primeras semanas de diciembre se puede ver el espectro de una mujer que siempre pregunta ¿Qué es lo que quieres?, además se sienten puertas que se abren y se cierran, así como el suave llanto de una dama

Y en Carolina del Norte la misteriosa Pink Lady (Dama de Rosa) ha sido vista por huéspedes en The Grove Park Resort en Asheville, en la habitación 545, para ser más específicos se ha comprobado la aparición de una joven mujer que hace más de 80 años murió al caer del Palm Court Atrium del hotel, en dicha morada brota un denso humo rosado, por eso se dice que éste es un espíritu romántico.

A lo mejor dentro de unos años escuchemos algo así como la aparición del alma en pena de Anna Nicole Smith rondando por el Seminole Hard Rock Cafe, de Florida, pero mientras esto sucede no estaría mal que alguien se animara a crear una ruta fantasmal por Venezuela, ofreciendo estadías en hoteles antiguos, o visitas a viejas moradas testigos de muchas historias de la época emancipadora.

Sígueme la pista:

http://www.maisondeville.com

http://www.hayadams.com

http://www.groveparkinn.com

Échame tu cuento: si tienes algún comentario o sabes de algún rinconcito en Venezuela que merece ser descubierto, escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com

miércoles, 2 de mayo de 2007

La otra cara de la capital





Parecerá descabellado recomendar a Caracas como sitio turístico, pero es que esta metrópolis tiene mucho que ofrecer a los citadinos, desde los más exquisitos restaurantes hasta novedosas tiendas y por su puesto El Ávila que rodea toda la ciudad y que merece la pena conocerlo aunque sea subiendo por el teleférico.

En la ciudad

En Caracas nunca se aburrirán porque la ciudad es sede de constantes eventos musicales y teatrales, siempre habrá una obra nacional que algún reconocido escritor esté estrenando; y si tienen suerte también pueden toparse con algún espectáculo internacional. Lo importante de disfrutar estas puestas en escenas es que vamos a descubrir una nueva faceta de nuestro talento nacional. Como referencia la capital cuenta con el emblemático Teatro Teresa Carreño, el Centro Cultural Corpo Grup, El Ateneo de Caracas, Trasnocho Cultural, por solo nombrar algunos.

Si queremos disfrutar de una noche más movida pues también existen innumerables discotecas y establecimientos que ofrecen música en vivo para todos los gustos, entre los más visitados encontramos a 205, un bar que está inspirado en el Soho de Nueva York, por lo tanto es bastante chic, atrevido, creativo y está ubicado en la terraza del Centro San Ignacio; si se quiere escuchar a los Dj’s más representativos de la ciudad pues el sitio es BarraBar Vodketería, el cual ofrece un ambiente exclusivo donde se puede escuchar desde lounge, house, hasta funk y salsa brava, está ubicado en CC Mata de Coco de la Castellana; y para los que quieren bailar toda la noche encontramos Azúcar Latin Bar, es un sitio adulto contemporáneo donde encontraremos música en vivo, lo novedoso del sitio es que si usted no sabe como mover el esqueleto en el local ofrecen clases de Tango y Salsa Casino como para que se luzca en plena pista de baile, este sitio está ubicado en la calle Madrid con Monterrey de Las Mercedes.

En los Palos Grandes, catalogada como una de las urbanizaciones más europeas de Caracas, puede encontrar diversas propuestas gastronómicas, porque en ella convergen cafés, restaurantes, mercados así como una mezcla de sabores de otros continentes. Además si escudriña bien sus calles puede encontrar sitios donde venden artesanía y ropa creativa.


Fuera de la urbe

Para tener un contacto más íntimo con la naturaleza le sugiero que se acerque a Ávila Mágica donde lo llevarán a lo más frió de Caracas. Además de la pista de patinaje y el hotel Humbolt, este sitio lo puede conducir por los senderos de Galipán donde hallará quiosquitos que venden flores, fresas, moras y una delicada variedad de frutas que cultivan por estas tierras. También conseguirá posadas para quedarse, como el Jardín de la Luna, la cual cuenta con cómodas habitaciones decoradas al estilo pica piedra, así como el restaurante Maia que ofrece una carta de comida mística venezolana.

Por estos predios se han establecido algunos restaurantes de comida internacional. Los mismos Jeeps que conducen a las personas desde Ávila Mágica hasta Galipán lo pueden llevar hasta esos restaurantes, sólo tendrá que pagar un poco más por el traslado. También existen otras opciones más económicas como los tradicionales sándwich de pernil que se pueden degustar mientras los niños dan un paseo a caballo.

Además de Galipán también encontramos en Caracas otro destino que es digno de visitar, se trata del El Hatillo, el cual fue decretado como Monumento Nacional en los albores de los 60. Este pintoresco pueblito aún conserva sus tradiciones así como la estructura arquitectónica de sus casas. Por acá también se come rico y se pueden encontrar curiosas tiendas de artesanía así como de antigüedades.

El Hatillo tampoco escapa de la escena cultural caraqueña, pues a mediados de año comienzan las actividades como el “Festival Internacional de Música El Hatillo”; a partir del 12 de junio se celebra la Semana de El Hatillo para conmemorar el aniversario del pueblo; e igualmente se llevan a cabo los Café Concert en el Centro Social y Cultural El Hatillo.

Aún hoy las personas se sientan en la plaza Bolívar del pueblo a echar cuentos, los turistas aprovechan para conocerse y hay algunos que agarran el trencito que recoge pasajeros para recorrer los alrededores de esta pintoresca zona. Si tienen suerte se encontrarán con las famosas Retretas de antaño, que tocan después de la misia que se oficia en la iglesia Santa Rosalía de Palermo, que queda al lado de la plaza.


Sígueme la pista:

Para subir al Ávila en teleférico: www.avilamagica.com

Posada Jardín de la Luna y restaurante Maia en: www.galipan.net

Échame tu cuento: si tienes algún comentario o sabes de algún rinconcito en Venezuela que merece ser descubierto, escríbenos a: secretosdeequipaje@gmail.com